A mi papá no le gustaría

Share

Un hombre conducía tranquilo su auto, cuando al lado del camino encuentra un camión que había chocado contra un árbol. Del camión habían caído muchas cajas y un pequeño niño se esforzaba colocándolas otras vez en el vehículo.

El hombre se detuvo y le dijo al niño:
– Parece que estás agotado. Tomate un descanso y después te ayudo a subir las cajas.
– No puedo, -fue la respuesta. -A mi papá no le gustaría.
– Vamos, todos tenemos derecho a un descanso. Por lo menos pará un minuto y tomá un poco de agua.
– De verdad no puedo. Mi papá se enojaría.
El hombre se indignó y le dijo:
– Tu papá debe ser un hombre muy malo si te obliga a trabajar sin parar. Decime dónde está para hablar con él.
– Está acá… abajo de las cajas…
(Gracias Tomás Dorán)

Anuncios



Esta entrada fue publicada en Niños, Padres-Hijos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *