No lleves a tu esposo

Share

Un matrimonio salvadoreño viaja a Europa de vacaciones.

En la aduana de Alemania la esposa, que habla muy bien el idioma, mientras hace todos los trámites conversa en alemán con la empleada de migración:
’Buenos días, señora ¿sus papeles?’
’Aquí los tiene’
El esposo al no entender ni papa, pregunta:
-’Mi amor, ¿qué dijo?’
’Me pidió los papeles’, contesta la esposa tranquila y cortésmente.
Vuelve a preguntar la empleada;
-’¿Cual es el motivo de su visita?’
-’Venimos de vacaciones’ contesta la esposa.
El esposo vuelve a preguntar a la esposa:
-’Mi amor, ¿que dijo?’
-’Me pregunto que a qué venimos a Alemania’
Continúa la empleada alemana:
-’¿De dónde vienen, señora?’
-’De El Salvador, Centroamérica’
Nuevamente insiste el marido:
-’Mi amor, ¿qué dijo?’
La esposa ya un poco desesperada, le contesta:
-’Pregunta que de dónde venimos’.
La empleada comenta entonces:
-’Oh, El Salvadorrrrr. Una vez estuve allí hace algunos años. Tuve la mala suerte de toparme con un hombre que era bolo, insoportable, huevón, sucio, machista, celoso, metido… no me dejaba en paz, y además tuve la peor noche íntima que he tenido en mi vida’.
-’¿Qué dijo, mi amor?’
¡QUE TE CONOCE,…mi amor,…!!!!!
(Gracias Picche)

Esta entrada fue publicada en Matrimonios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *