Chistes de Médicos

Share

CHISTES DE MÉDICOS

Desnúdese.
– Pero doctor, es que me da vergüenza.
– Tranquila mujer, apagaré la luz.
– Esta bien … ¿Y dónde pongo la ropa Dr.?
– Aquí junto a la mía.

– Doctor, entonces ¿no hay más remedio que operarme?
– Desde luego.
– Pero si no tengo nada!!
– Mejor, así será más fácil la operación.

– Doctor, mi hija no se encuentra bien.
– Dígame, ¿su hija esputa y excrementa?
– Mi hija es p…, pero no escarmienta.

– Doctor, no puedo dormir. Si me echo del lado izquierdo se
me sube el hígado, y si echo del derecho se me sube el riñón.
– Pues señora, acuéstese boca arriba.
– Entonces se me sube mi marido.

Doctor, me tiemblan mucho las manos
– ¿No será que bebe demasiado alcohol?
– Qué va, ¡¡ si lo derramo casi todo!!

– Veo que hoy tose usted mejor.
– Sí doctor, es que he estado toda la noche entrenándome.

Doctor, mi marido ya no es lo que era. ¿Puede usted hacer
algo para dejármelo como un toro?
– Por supuesto, desnúdese y empezamos por los cuernos.

– Doctor, tengo diarrea mental.
– Y eso? – Pues, verá usted, cada idea que tengo la cago.

En un chequeo médico de empresa:
– Desnúdese señorita.
– ¿Otra vez? Si otro colega suyo me ha reconocido hace
cinco minutos y me ha dicho que estoy estupenda.
– A mí también me lo ha dicho, por eso quiero comprobarlo.

(Gracias Vlady)

Esta entrada fue publicada en Médicos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *