Un ladrón

Un ladrón

Share

Un ladrón, linterna en mano, entró a una casa a hacer de las suyas.

Cuando estaba escudriñando por la cocina en busca de la platería escuchó una voz que le dijo:
-Jesús te está mirando
El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a averiguar de dónde salía esa voz.
-Jesús te está mirando-, volvió a escuchar.
Así que encendió nuevamente su linterna y vio, encerrado en una jaula, a un loro que le repitió:
-Jesús te está mirando
El tipo se rió y le respondió:
-¿Y tú quién eres?
-Soy Moisés-, contestó el loro.
-¿Y quién fue el imbécil que te puso Moisés?
-El mismo imbécil que le puso Jesús al doberman que está detrás de ti.

(Gracias Vlady)

Un comentario sobre “Un ladrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *