La pulguita

Share

Una pulga toda bronceada, estaba tomando sol en la playa, cuando ve que se acerca una pulga amiga toda muerta de frío.

“¿Qué te ha pasado que vienes muerta de frío?”

“Te cuento: Como quería venir a la playa, me subí en el bigote de un motorista, venía a 200 Km. por hora en la ruta, y me hizo pasar un frío terrible.”

“¡Pero tienes que hacer como yo! Te escondes en el baño de mujeres, cuando una entra, te subes a la ropa interior. Viajarás calentita y segura todo el tiempo”

El fin de semana siguiente, se vuelven a encontrar las pulguitas en la playa, y se repite la misma escena: una pulga toda bronceada y la otra muerta de frío. Entonces una le pregunta a la otra:

“¿No hiciste lo que te recomendé?”

“Claro que sí. Me fui al baño de mujeres y entraban una tras otra, hasta que al fin, una se bajó la ropa interior. Me subí, me acomodé y ahí mismo me sentí calentita y me quedé dormida.”

“¿Y entonces que te pasó?

“No sé, cuando me desperté, estaba otra vez en el bigote del motorista viajando a 200 Km por hora”

(Gracias Trini)

Esta entrada fue publicada en Animales, Picantes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *