Anuncios

Navegando por
Etiqueta: pescar

Pescando

Pescando

Share

Llega uno de Lepe a pescar en el hielo. Abre con mucho trabajo un agujero y cuando va a meter el sedal y el anzuelo, oye una voz desde lo alto que le dice:

– AHÍ NO HAY PECES….
Desconfiado que es, prueba a pescar y no tiene resultado. Convencido al fin, camina otro poco y abre otro agujero. Va a meter el sedal y el anzuelo cuando oye, otra vez, la voz desde lo alto:
– AHÍ TAMPOCO HAY PECES….
Porfiado, prueba un rato, sin que ninguno pique. Se levanta, camina algo más, y ya va a abrir otro agujero, cuando la voz le dice:
– TAMPOCO AHÍ VAS A ENCONTRAR PECES….
Manolo, disgustado, le replica a la voz:
– ¿Y tú, cómo sabes tanto? ¿Eres acaso Dios?-
NO, PERO SOY EL GERENTE DE ESTA PISTA DE HIELO (PATINAJE).
(Gracias Tomas Doran)

Leer más Leer más

Confusión en el funeral

Confusión en el funeral

Share

Eran dos pescadores, hermanos gemelos, uno soltero y el otro casado.
El soltero tenia una lancha de pesca, ya vieja, que era la herramienta con
la que lograba su sustento.

Un dia, muere la esposa del hermano casado y, como las desgracias no vienen
solas, la lancha del hermano soltero se va al fondo del mar.

Una viejecita del pueblo, curiosa y metiche, va a darle el pesame al viudo,
Pero confunde a los gemelos y se dirige al que ha perdido la lancha.

– Recien me entere. ¡Que perdida enorme! Debe ser terrible para ti.

– Si, estoy destrozado, pero es preciso enfrentar la realidad. Debo
reconocer que estaba ya vieja. La rajadura de adelante estaba tan grande
que ya no habia con que llenarla y el agujero de atras se agrandaba mas
cada vez que la usaba. Ademas estaba deformada al medio y no se le podia
quitar el olor a pescado.
La parte de atras estaba bastante caida y las curvas de adelante casi
habian desaparecido.
Pero yo me siento culpable porque se la prestaba a cuatro amigos para que
se divirtieran; les pedi que la usaran con cuidado, pero se montaron los
cuatro a la vez y ella no aguanto. **

*A la viejita, muerta de un infarto, la enterraron al otro dia.*

Leer más Leer más

Lo que saben las mujeres

Lo que saben las mujeres

Share

Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice:

Querida, el Jefe me encargó que lo acompañe a pescar a Canadá con algunos clientes muy importantes.
Nos vamos por una semana y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción.No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos, que cuando salga de la oficina lo paso a buscar…
¡Ah, y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul!
La esposa piensa que esto suena un ‘poquito’ extraño y que era de lo más llamativo que necesitase un pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió.
Una semana después regresa el marido, un poco cansado, pero contento.
La esposa le da la bienvenida y le pregunta: ¿Pescaste mucho?
¡Ufff!… – contesta él – No dejamos una trucha ni para muestra. Pero… ¿Por qué no metiste mi pijama azul, como te pedí?
Y la mujer le responde: – Si que lo hice… ¡lo puse en la caja de los artículos de pesca.

La inteligencia es algo que se adquiere poco a poco, con sacrificio y mucha mala leche.
MORALEJA: ¡NOS DAN MIL VUELTAS CHAVALOTES!
No saben nada estas mujeres>>>

(Gracias Vlady)

Anuncios