Navegando por
Etiqueta: chistes de catalanes

El catalán y la avioneta

El catalán y la avioneta

Share

Un catalán que le ha prometido a su hija un viaje en avioneta como regalo de cumpleaños, y esta negociando con el piloto:
-¿Cuanto me cobra por dar un paseo de una hora?
-300 euros
-Uf, eso es mucha pasta. ¿Y si solo es media hora?
-Por media hora, 150 euros
-Madre mia!! ¡¡150 euros!! ¿no tiene nada mas barato?
-Pues mire, podemos hacer un trato. Si usted se sube a la avioneta y es capaz de estar completamente callado durante todo el vuelo, no le cobro ni un euro.

Leer más Leer más

El catalán y el dinero

El catalán y el dinero

Share

Un catalán esta arrodillado en un charco, con los brazos remangados, buscando algo…
Un amigo que pasaba por allí y le ve, le dice:
-¿Pero que haces?
-Que se se me ha caído 1 euro al charco y lo estoy buscando.
-¿Por 1 euro? ¿Y si se te hubieran caído 10 euros?
-¡Es que entonces me bebo el charco!
(Gracias Barni)

Leer más Leer más

Madrileño en Barcelona

Madrileño en Barcelona

Share

Entra un madrileño en un bar de Barcelona y pide una caña. Cuando va a pagar le dice el
camarero:

– Son un Euro amb cinc centims (se lo dice en catalán).
Entonces el madrileño saca y le da dos monedas de 50 céntimos, a lo que contesta el camarero:
– No, no, mancan cinc.
El madrileño pasa de todo, se lo repite varias veces hasta que ya por fin dice el camarero:
– Que faltan cinco céntimos.
:Y el madrileño contesta …
– Ya sabia yo que por cinco céntimos acabarías hablando castellano.
(Gracias Picche)

Catalán

Catalán

Share

Un catalán en su lecho de muerte susurra:

– Montse, Montserrat… ¿dónde estás, esposa querida?

– Aquí estoy, esposo mío… a tu lado.

– Y mi hijo Josep… ¿dónde está? – Aquí estoy, padre… a su lado.

– Y mi hija Mercè… ¿dónde está? – Aquí estoy, padre… a su lado.

– Y mi hijo Jaume… ¿dónde está? – Aquí estoy, padre… a su lado.

– Y entonces…

Qué hace la luz de la cocina encendida?

(Gracias Trini)

Un catalán

Un catalán

Share

Un catalán está muriéndose de viejo en la cama. Ya agonizando llamasu hijo y, sacando un reloj de oro y brillantes de debajo de la almohada, le dice:

– Este reloj lo compró tu tatarabuelo. De él, pasó al bisabuelo. De él, al abuelo. De él, a mi padre y de mi padre a mí. ¿Te gusta el reloj?

-Bueno, padre. No es el momento, pero sí, me gusta.

– ¡Te lo vendo!

(Gracias Trini)

DESPEDIDA DE SOLTERA A “LA CATALANA”

DESPEDIDA DE SOLTERA A “LA CATALANA”

Share
•Celebrábamos la despedida de soltera de una de mis amigas y nos fuimos a un club de strip-tease masculino.

•Una de las chicas quiso impresionar a las demás, así que sacó un billete de 10 euros y cuando el “stripper” vino hacia nosotras, mi amiga le pasó la lengua al billete y se lo pegó en el culete.

•Para no ser menos, otra amiga sacó un billete de 20 euros. Llamó al macizo de nuevo, le pasó la lengua al billete y se lo pegó en la otra nalga.

•Para impresionarnos, una tercera sacó un billete de 50 euros, llamó al chico y le pasó la lengua al billete.

•Yo me empecé a preocupar por cómo se estaban poniendo las cosas, pero por suerte ella sólo le pegó el billete, en la tetilla.

•¡Mi alivio duró poco tiempo!

•Viendo la forma en la que las cosas se estaban desarrollando, el bailarín se dirigió hacia mí.

•Mientras todas mis amigas me miraban, el tío me provocaba para que yo subiera la oferta.

•Mi cerebro estallaba mientras buscaba mi billetera.

•¿Qué puedo hacer?

•Entonces apareció la CATALANA que llevo dentro.

¡¡¡ Saqué la tarjeta del cajero automático,se la pasé por la raja del cu lo,  cogí los 80 euros y me fui a casa!!!

El divorcio catalán

El divorcio catalán

Share

Jordi llama desde Barcelona a su hijo Pep que emigró a Nueva York y le dice:

– Lamento arruinarte el día, pero tengo que informarte que tu madre y yo nos estamos divorciando, cuarenta y cinco años de sufrimiento es suficiente.

– Papi, Pero de qué estás hablando? ¡Y justo antes de las fiestas!, grita el hijo.

– No podemos soportar seguir viéndonos, le contesta el padre. Estamos hartos el uno del otro, y estoy cansado del tema, así que es mejor que llames a tu hermana Montse en Chicago para contárselo; y cuelga el teléfono.

Desesperado, el hijo llama a su hermana, quien explota en el teléfono:

– Cómo que se están divorciando? ¡Yo me voy a hacer cargo del asunto!

Inmediatamente la hija llama al padre y le dice:

– !Vosotros no os divorciáis!. No hagáis nada hasta que yo llegue. Ahora mismo vuelvo a llamar a mi hermano y vamos los dos para Barcelona. Hasta entonces no hagáis nada. ¿Te has enterado bien?

El padre deja el teléfono, mira a su esposa y le dice:

– Muy bien Carmen, todo ha salido perfecto… Los dos vienen para las fiestas y… ¡¡¡se pagan los billetes…!!!!
Fuente: Menudos Peques