Anuncios

Navegando por
Categoría: Policías

El sospechoso

El sospechoso

Share

Asaltan una joyería de madrugada en Triana y la “poli” necesita un sospechoso.
Entonces encuentran a un borracho cerca del lugar y lo llevan a comisaría.

Allí lo bajan al sótano y un “poli” empieza a meterle la cabeza en un cubo
de agua.

Cuando el borracho está casi sin aire, el “poli” lo saca y le
pregunta:
-¿Dónde están las joyas?

El borracho balbucea intentando coger aire y respirar, pero el “poli” repite
la operación tres veces, hasta que a la cuarta lo saca.

El borracho, está a punto de morir ahogado,
empieza a jadear tomando aire y el “poli” repite:
-¿Dónde están las joyas?

Y el borracho le contesta:
-¡ Cagonnnnn to ! ¡ Contratar a un buzo, que yo no las veo !

(Gracias Juan Miguel)

La momia

La momia

Share

Dos tíos en el desierto por la noche….

Oye… ¡Qué rocas más raras!. ¡Si parecen unas pirámides! Mira acampamos y mañana vemos lo que es.

Se ponen a excavar (sin herramientas) y

desentierran una pirámide enorme.

– ¡Es una pirámide de la leche!

– ¡Vaya que sí!.

– Y ahora, ¿qué?

– ¿Sabes lo que te digo? Que vamos a avisar al equipo arqueológico de Estados Unidos. Esa gente es profesional y seguro que sabe de qué va esto.

– Vale

Viene el equipo arqueológico americano con sus jepps, camiones, caravanas y helicópteros llenos a rebosar de aparatos científicos.

Se meten en la pirámide y, al cabo de dos años salen.

– Vaya, sí que han estado tiempo!… ¿Qué han averiguado?

Leer más Leer más

Sin carnet

Sin carnet

Share

Pasa un coche a 100 km./h y le dice un poli a otro:

– ¿Ese no es al que le quitamos el carné?
– Si es él. Vamos!

Paran al tío del coche y le preguntan:

– ¿Y el carné?
– No me digan que me lo han perdido!!!
Viejita con exceso de velocidad

Viejita con exceso de velocidad

Share

Un oficial le hace la seña a una viejita para que se orille por conducir a exceso de velocidad…

Viejita: Hay algún problema oficial?
Oficial: Señora, usted iba a exceso de velocidad.
Viejita: Ohh, ya veo…
Oficial: Puedo ver su licencia de conducir por favor?
Viejita: Se la mostraría, pero es que no tengo una..
Oficial: No la tiene?
Viejita: Me la retiraron hace 4 años por ir conduciendo ebria…
Oficial: Ok… puedo ver los papeles del vehículo por favor.
Viejita: me temo que no puedo.
Oficial: Por qué no?
Viejita: Es que robé este auto.
Oficial: Lo robó?!
Viejita: Si, y maté y mutilé a su dueño.
Oficial: Usted hizo queeeé??
Viejita: Sus partes desmembradas están en la cajuela, si es que las quiere ver..
El oficial mira a la viejita, lentamente se aleja del auto y pide refuerzos. En 5 minutos están 4 patrullas más rodeando el auto. El Capitán arriba al lugar y se acerca detenidamente al auto con la mano lista para desenfundar su pistola en cualquier momento.

Capitán: Señora, puede salir del vehículo por favor!.. La mujer accede normalmente y sale.
Viejita: Hay algún problema oficial?
Capitán: Uno de mis oficiales me dijo que usted ha robado este auto y asesinado a su dueño.
Viejita: Asesinado al dueño?
Capitán: Si, puede por favor abrir la cajuela..
La Viejita abre la cajuela, revelando que está completamente vacía.
Capitán: Es este su auto, señora?
Viejita: Sí, aquí está la tarjeta de circulación.
El Capitán está asombrado.
Capitán: Uno de mis oficiales dice que usted no cuenta con licencia de conducir.
La mujer saca de su bolso la licencia y se la entrega al Capitán.
El capitán examina la licencia y queda confundido..
Capitán: Gracias Señora, uno de mis oficiales me dijo que no tenía licencia, robó este auto y que asesinó y mutiló a su dueño.
Viejita: Apuesto a que el mentiroso le dijo también que iba a exceso de velocidad!!!
Moraleja: Entre más viejas las mujeres no hay que creerles todo los que dicen.

(Gracias Picche)

Anuncios

Normas de circulación

Normas de circulación

Share

Un individuo va conduciendo y se salta una señal de “stop” descaradamente, pero es observado por un guardia civil que le da el alto.

– Buenas tardes, caballero. Haga el favor de mostrarme su permiso de conducción.

– ¿Y eso, de qué?

– ¿Cómo que de qué? Usted no se ha parado a la altura de la señal de “stop”.

– ¿Y qué, passsa algo? Reduje la velocidad y, además, no venía nadie.

-La normas de circulación obligan a pararse, no a reducir la velocidad. Su documentación, por favor.

– ¡No me fastidies! A ver, ¿cuál es la diferencia, so listo?

– La diferencia es que debía haberse detenido completamente en vez de aminorar la marcha. Los papeles, pero ¡YA!

– ¡Y dale con la brasa! Si usted es capaz de enseñarme la diferencia entre reducir y parar, le mostraré mis papeles.

– Muy bien, le haré una demostración. Haga el favor de apearse del vehículo.

El individuo, intrigado, sale del vehículo al tiempo que el guardia civil saca la porra y comienza a darle una tanda de golpes que le dejan doblado. Entonces, el guardia civil le pregunta:

AHORA, ¿DESEA USTED QUE ME PARE? Ó ¿QUE REDUZCA LA VELOCIDAD?

(Gracias L@dy)

Anuncios