Ti-ti-ti

Ti-ti-ti

Share

Estaba Cristobal Colón triste y desconsolado y un marinero le pregunta:
– Don Cristobal ¿Porque está tan mal?
– Bueno, resulta que cuando estábamos navegando pusimos de vigía a un titartamudo.
– Bueno ¿y qué?
– Es que la tripulación estaba cansada de pasar tantas semanas sin ver tierra y no veían el momento de bajarse del barco.
– Y ¿qué pasó?.

– Resulta que a los 3 meses de navegación, el vigía empezó a gritar “Ti… ti… ti” y los tripulantes se tiraron al agua.
– Bueno… ¿Qué quería que hiciesen? Les anunciaba que arribaban a tierra.
– ¡Que va!¡Para nada!. El tartamudo estaba anunciando “Ti… ti… tiburones”.
(Gracias Juan Miguel)

Anuncios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *