La esposa caprichosa

La esposa caprichosa

Share

Anuncios

Un grupo de hombres está en el gimnasio de un club y suena un teléfono móvil. Uno de los hombres contesta:

– ¿Si?
– ¿Querido, eres tú? ¡Se oye horrible!
– ¡hola… hola!
– ¿Estás en el gimnasio?
– ¡Sí!
– Estoy frente al escaparate de una peletería viendo un abrigo de visón precioso. ¿Puedo comprármelo?
– ¿Y cuánto cuesta?
– Como 5.000 euros
– ¡De acuerdo! Y cómprate también un bolso que haga juego, amor
mío.
– Bueno… esteee… resulta que también pasé por un concesionario de automóviles, y pensaba que ya es hora de cambiar el auto…así que entré y pregunté. ¿A que no sabes qué? Resulta que tienen un BMW en oferta y es el último que les queda.

– ¿Y de cuanto es esa oferta?
– Sólo 60.000 euros… ¡Y es divino!
– Bueno. Cómpralo, pero que te lo den con todos los extras, y si sale un poco más, como situación excepcional, no me voy a enojar.
– La mujer, viendo que hoy todos sus pedidos “colaban”, decidió arriesgarse:

– Cariño… ¿Te acuerdas que te conté que mamá quería venirse a vivir con nosotros? ¿te parece bien que la invite por un mes, a prueba, y el mes que viene lo volvemos a hablar?
– Bueno está bien… pero no me pidas nada más, ¿eh?
– Sí, sí, está bien. ¡Ay cuanto te adoro mi amor!
– Yo también te quiero. Un besito, mi amor.
Al colgar el teléfono, el hombre se gira al grupo y pregunta:
– ¿Alguien sabe de quien es éste teléfono?
Chiste aportado por la web Menudos Peques

Anuncios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *