Estabamos solos…

Share

Estábamos solos ella y yo…

ella lucía
aquel pelo tan suave y sus hermosos y grandes ojos color marrón.

Yo sabía exactamente lo que ella quería, desplacé
mis dedos por la suave piel de sus finas piernas, corrí mis
dedos por su espina dorsal, poco a poco
llegué a posar mis manos en sus senos.

Recuerdo mi temor,
mi corazón latía muy rápido, pero finalmente
ella se abrió de piernas y yo, con sumo cuidado,
me puse en acción… y
ya no paré hasta que aquel líquido blanco
dejó de manar.

Fue mi primera vez,

¡Al fin había conseguido ordeñar una vaca!
(Gracias Picche)

Anuncios



Esta entrada fue publicada en Picantes, Textos de Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estabamos solos…

  1. ana dijo:

    BUENISIMOS ESTOS CHISTES, INSOLITOS!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *