Tremenda lección

Share

Un hombre estaba sentado en el avión al lado de una tierna niña, miró a la niñita y le dijo:

– Charlemos… he oído decir que los vuelos parecen menos largos si uno conversa con la persona que tiene al lado.

La pequeña, que acababa de abrir un libro para ponerse a leer, lo cerró lentamente y dijo con voz suave:

– ¿Sobre qué le gustaría conversar?

– Pues no sé… ¿Qué tal de ‘física nuclear’? le dice el en tono burlon y le mostró una gran sonrisa…

– Bueno, ése parece ser un tema interesante, dice la niña pero antes déjeme hacerle una pregunta… Un caballo, una vaca y un borrego comen lo mismo: hierba; Pero por que el excremento del borrego es como bolitas pequeñas, el de la vaca es una plasta y el del caballo parece una pelota de pasto seco. ¿Por qué cree usted que sucede eso??…

El hombre visiblemente sorprendido por la inteligencia de la niña, lo pensó un momento y le dijo :
– Hummm…. no tengo ni idea…

La delicada y dulce niña contestó:
-¿De verdad se siente calificado para hablar de física nuclear, cuando ni de mierda sabe?!??!!

(Gracias Mercedes Gómez)


Esta entrada fue publicada en Niños y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *