Hasta que la muerte nos separe

Share

Después de medio siglo de armonía total en el matrimonio, él muere, y poco tiempo después, ella también.

Ambos, creyentes y practicantes van al cielo.
Allá en el cielo, ella busca al que fue su marido durante 50 años y corriendo hasta donde él se encuentra, lo abraza, lo besa, le hace infinidad de caricias y le dice:
¡Queridooooo! ¡Qué suerte encontrarnos nuevamente!
A lo que él responde:
No, no, no. No me vengas ahora con tonterías.
El trato fue:
¡¡¡HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE!!!
(Gracias Picche)

Esta entrada fue publicada en Cielo/Infierno, Matrimonios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *