Sangre catalana

Share

Un catalán está escuchando la radio y decide acudir a una llamada de auxilio para un hombre que ha tenido un accidente y que necesita un donante de sangre.

El hombre que necesitaba la transfusión es un andaluz, que agradecido por salvarle la vida, le regala un cortijo al catalán.
El catalán todo contento pone todos los días la radio esperando que se vuelva a necesitar otra transfusión de sangre y que sea el mismo andaluz, como así ocurre.
El andaluz, de nuevo agradecido, le regala un coche SEAT 600.
El catalán vuelve a pedir que el andaluz tenga un accidente y así vuelve a ocurrir, pero esta vez el regalo que le da el andaluz por salvarle de nuevo la vida es un mechero ‘Bic’.

El catalán entonces le dice: –
-Primero me regalas un cortijo, después un SEAT 600 y ahora un mechero. ¿A qué se debe esto?
– Es que ¡¡¡ya tengo sangre catalana !!!!

Esta entrada fue publicada en Catalanes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *