La ley del silencio

Share

Cristóbal y Mercedes, un matrimonio normal, estaban peleando mucho
últimamente en la casa y en una de esas discusiones deciden que no se
van a hablar más. Ya se sabe, la famosa “ley del silencio/hielo”,
ninguno le hablaba al otro y viceversa.

Pero un día Cristóbal se da cuenta que necesita que su esposa lo
despierte al día siguiente a las 7 a.m. (el despertador estaba
estropeado).

Tenía una importante partida de golf con un
cliente y Mercedes debía levantarse ese día a las 6,45 a.m. como todos
los días laborables, gracias al casi inaudible sonido de su precioso
reloj/despertador de pulsera, que él la había regalado.

Como no quería ser el primero en romper el silencio (y así perder esta
batalla) le escribe en un papel : “Por favor, Mercedes levántame a las
7 a.m.”.
A la mañana siguiente Cristóbal se levanta y se da cuenta que son las
9 a.m. y que la partida de Golf, y quizás también el importante
cliente, se habían ido al carajo.

Furioso,

Se levanta pensando en las “burradas” que le iba a escuchar Mercedes cuando se le echara en cara(ni ley del silencio ni leches).

En eso encuentra un papel pegado en la cama que decía:

“Cristóbal, son
las 7 a.m., levántate”.

MORALEJA:
“Los hombres no estan equipados para ganar este tipo de batallas”

Esta entrada fue publicada en Matrimonios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *