La suegra

Share

Era una suegra tan mala, tan mala, tan mala,

que se murió y en su tumba pusieron:

Aquí  descansa ella, pero en casa descansamos todos.


Esta entrada fue publicada en Suegras y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *