El pordiosero y el rico

Share
•Un  pordiosero se dirige a un lujoso automóvil   ocupado por un próspero caballero y se entabla el siguiente diálogo:

•- Señor, ¿podría darme diez euros para  comer?

– Pero, ¿no te los irás a beber verdad?

– No señor, nunca en mi vida he bebido alcohol.

– Entonces, ¿te lo vas a gastar en tabaco, o      apostando con  otros vagos?
– No señor, no fumo, y nunca juego ni apuesto nada.

– Entonces… te los gastarás con mujeres…
– Jamás he tenido relaciones con ninguna mujer que no fuera la mía, hasta que me abandonó.

•Entonces toma, no diez, sino cien euros. Pero vente a comer a mi casa, una buena comida casera y te ahorras los cien euros. 

El pordiosero, sorprendido, sube al impresionante coche y  pregunta:
– Oiga, señor, ¿no se enojará su esposa al ver a alguien como yo sentado a su mesa?

– Probablemente sí, – contesta el rico – pero valdrá la pena. Tengo mucho interés en que vea en qué se convierte un hombre que no bebe, no fuma, no juega, ni se va con mujeres…

Esta entrada fue publicada en Ricos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *