El mes de atraso

Share

Una gallega le dice al marido:

‘Fíjate Paco que tengo un mes de atraso. Creo que vamos a tener un niño. El médico me dijo que mañana me dirá el resultado de los análisis y entonces lo sabremos con toda seguridad.
En eso suena el teléfono. Es una llamada de la oficina de cobros de la Electricidad de La Coruña.
La sra. contesta, y le dicen:
– Somos de la Electricidad de La Coruña y queremos comunicarle que en nuestros archivos aparece que usted tiene un mes de atraso’.
La señora se sorprende y pregunta: –
‘¿Pero cómo pueden saberlo?’
– ‘Porque nuestras computadoras llevan el registro de todos los atrasos’.
La señora, turbada, le pasa el teléfono al marido y le dice:
– ‘Oye Paco, son los de una oficina de la Electricidad y ya saben que tengo un mes de atraso’.
El marido, extrañado, toma el teléfono y les pregunta: – ‘¿Es verdad que saben lo del mes de atraso?’


– ‘En efecto – le responden – y le estamos avisando que deben realizar inmediatamente el pago correspondiente al atraso’.
– ‘¿Un pago? ¿De veras? ¿Y qué pasa si no quiero pagar?’
– ‘Pues entonces personal nuestro tendría que ir para su casa y se la cortamos’.
– ‘ ¿Tanto así? y en ese caso, ¿qué podría hacer mi esposa?’
– ‘Pues realmente no sé. ¡Pienso que probablemente tendría que arreglárselas con una vela!’
(Gracias Picche)


Esta entrada fue publicada en Gallegos, Matrimonios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *