Recién casados

Share

Llegan unos recién casados a un hotel y la inocente muchacha le dice al marido:

Recien casados
Llegan unos recién casados a un hotel y la inocente muchacha le dice al marido:

Amooooor , yo no se de estas cosas, así¬ que me vas a tener mucha paciencia y me tienes que enseñar.
Mi vida -le dice-, a partir de este momento, a ‘tu cosita rica’ le vamos a llamar ‘la prisión’ y a ‘este muchachón’ le vamos a llamar el prisionero, así¬ que vamos a comenzar metiendo al prisionero en prisión.
Después del primer polvorín que dicho sea de paso fue toda una faena, el tipo se tira boca arriba en la cama, pero la muchacha quedó con la miel en la boca y muy entusiasmada le dice al marido:
‘Amoooor, el prisionero no esta cumpliendo su condena y esta fuera de la prisión’.
El esposo muy entusiasmado por la fogosidad de su mujercita le dice: Vamos a meterlo en prisión otra vez..
Y siguen con el segundo….
Pero la muchacha es bastante golosa y le dice:
‘Mi viiiiidaaaa, el prisionero esta fuera otra vez!!
Se levanta el tipo como puede y no con tanto entusiasmo, con las piernas temblando como ternero recién nacido, y va por el tercero…..
Al terminar se tira en la cama, exhausto.
Pero la muchacha le vuelve a decir:
‘Papi, el prisionero se volvió a salir!!!
Le contesta el esposo, desesperado:

!!!! No fastidies, carajo: tampoco es cadena perpetua…!!!

(Gracias L’etor)

Esta entrada fue publicada en Matrimonios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *