Historia de locos

Share

Roberto y Alicia eran internos en un sanatorio mental.

Un día, ambos paseaban cerca de la orilla de la piscina cuando, inesperadamente, Roberto se tiró y quedó zambullido en el fondo sin poder moverse. Entonces, sin pensárselo dos veces, Alicia se tiró a continuación, nadó hasta el fondo y consiguió sacar a Roberto.

Cuando el director del hospital tuvo conocimiento de tal acto heroico, ordenó que Alicia fuera dada de alta por considerar que aquello demostraba estar mentalmente estable. En el momento de la entrevista, el director le dijo a Alicia:

– Tengo dos noticias para ti, una buena y otra mala. La buena es que te damos el alta porque entendemos que al lanzarte a la piscina por Roberto, has demostrado que eres capaz de responder razonablemente ante una crisis, de manera que considero puedes abandonar el hospital.

– Estupendo -le responde Alicia- pero, ¿entonces cuál es la mala noticia?

– La mala noticia es que Roberto se colgó en el baño de su habitación después que tú lo salvaras. Lo siento mucho Alicia, Roberto está muerto.

– Pero Sr. Director -le responde Alicia muy sorprendida- ¿cómo que muerto? Roberto no se colgó señor, lo colgué yo para que se secara.
(Gracias Vlady)


Esta entrada fue publicada en Locos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *