El audifono

Share

Una viejita, en la mitad de un servicio religioso,se inclina y le dice al oído al esposo:

– Me acabo de tirar un pedito silencioso,…….
¿Qué hago?……..

Y el marido le responde:
– Ahora nada, pero cuando llegues a casa cámbiale las pilas al audífono.
(Gracias L’etor)

Esta entrada fue publicada en Viejitos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *